Jaén Senderismo

Sendero de Guazalamanco. Ruta senderismo Pozo Alcón

Si quieres disfrutar de la naturaleza y realizar una ruta sencilla apta para toda la familia ¡Ven a conocer la Ruta del Sendero de Guazalamanco! en Pozo Alcón, Jaén.

Pozo Alcón es una localidad perteneciente a la provincia de Jaén y limítrofe con la provincia de Granada. Parte de su territorio está incluido en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, considerado mayor espacio protegido de España pero con la ventaja de ser un destino que no se encuentra masificado.

Pozo Alcón ofrece una gran y variable cantidad de rutas de senderismo por su sierra y hoy concretamente vamos hablarte de la Ruta del Sendero de Guazalamanco.

Se trata de una ruta amena, sencilla y corta. Ideal y apta para toda la familia.
¿Te animas a conocerla?

Características de la ruta

Como llegar

Para llegar hasta el punto donde vamos a comenzar la ruta debemos dirigirnos hacia el aula de la naturaleza el Hornico.

Una vez llegado a este punto continuaremos en nuestro coche por la carretera unos 3 km siguiendo las indicaciones del “Sendero de Guazalamanco”, hasta llegar a un cruce donde veremos dos caminos.  

En este lugar habrá una pequeña explanada donde podremos dejar nuestro coche y continuar andando.

Os dejamos abajo la ubicación del lugar donde dejamos aparcado nuestro coche.  

Itinerario

Una vez que hemos dejado nuestro coche nos dirigimos hacía el cruce y cogemos el camino de la izquierda.

Sí, ¡el camino con la pendiente! Una forma intensa de empezar, lo sabemos, pero podemos asegurarte que es la única pendiente que vas a encontrar durante el resto del recorrido.

Antes de girar a la izquierda te aconsejamos que te des la vuelta para disfrutar de las vistas del embalse de La Bolera.
Seguiremos con nuestro camino mientras disfrutamos del paisaje de la sierra y del Barranco de Guadalentín

El camino empieza a descender progresivamente, mientras comienza a escucharse el rumor del agua del río. Podrás ver pozas de aguas cristalinas a tu derecha mientras a la izquierda habrá paredes de roca caliza por donde circula el agua en época de lluvia.
Dependiendo de la época del año podrás darte un chapuzón, ya que está permitido el baño.

Aunque ya te avisamos que el agua está muy muy fresquita, ¡Aunque sea el mes de agosto! Te lo decimos de antemano porque sabemos que al ver esas aguas pueden darte ganas de zambullirte, pero tampoco queremos que te asustes😉
Si consideras muy fría esta zona para tu gusto también puedes bañarte en el embalse La Bolera que estará menos fría que la anterior.

Nosotros seguimos andando adentrándonos poco a poco en el bosque de pinares y vegetación hasta ver un cartel donde anuncia el “Fin de la Ruta”. Lo decimos de esta forma porque fue peculiar ver como justo debajo alguien había escrito en el cartel que si caminabas unos metros más te encontrarías con una cascada.

No entendemos muy bien que ese cartel este colocado en ese punto concreto, puede dar a la confusión y hacer que las personas se vuelvan sobre sus pasos perdiéndose ese espectáculo, el cual se encuentra a tan solo unos cuantos pasos más.
Nosotros seguimos las indicaciones de la persona que escribió ese mensaje (desde aquí le damos las gracias 😊) y tras andar unos cuantos metros más nos encontramos con la cascada. Es una cascada artificial creada por un dique pero que no le resta importancia a la belleza que transmite.

Dependiendo de la época del año habrás más o menos caudal. Nosotros fuimos en el mes de enero después de unas lluvias. Incluso como puedes ver en las fotos ese mismo día de la ruta llovía un poco, lo que no nos impidió hacerla al ir bien equipados con el vestuario.

El agua caía abundante por las cascadas. Hay dos, la primera se encuentra más a la vista y es la que comentábamos antes, la cascada artificial formada por el dique.

La otra cascada se encuentra a la derecha semi oculta entre los arboles y la vegetación, personalmente a nosotros esta cascada nos gusto mucho también.

Anímate a recorrer este lugar tranquilamente y disfrutar de la naturaleza. También podrás subir por un pequeño sendero que hay en la pared izquierda donde podrás tener una perspectiva diferente de la primera cascada y donde podrás acceder directamente a ella si quieres verla de cerca.

Después de un buen rato decidimos volver sobre nuestros mismos pasos hasta llegar al coche.

Y este sería el final de esta ruta sencilla, pero de gran belleza que puedes disfrutar con toda la familia.

Donde comer

Para comer nosotros te recomendamos el restaurante, Pizzería Miguel en Pozo Alcón. Muy acogedor, además de tener la chimenea encendida, cosa que agradecimos después de llevar todo el día pasado por agua. La comida estaba realmente buena y tiene una gran relación calidad-precio.

Donde alojarse

En Pozo Alcón hay muchos alojamientos rurales donde elegir. Nosotros en esta ocasión decidimos probar alojarnos en algunas de las Casas Cuevas que hay en el municipio de Hinojares. Y fue todo un acierto, una preciosa casa cueva con chimenea y jacuzzi ideal para desconectar o para celebraciones especiales.

Si te ha gustado este tipo de ruta, te animamos que le eches un vistazo a otras rutas que se encuentran por la zona;

Conoce Tíscar con su increíble Cueva del Agua

Conoce Cazorla y la Iruela, Ruta de los Castillos

Como siempre esperamos que te haya gustado y te animes a visitar este encantador lugar.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.