Portada Tajos de Alhama
Granada Senderismo

Tajos de Alhama de Granada

Vamos hablaros de los Tajos de Alhama de Granada, una de las mejores rutas de senderismo por Granada para toda la familia.

Alhama de Granada

Para hacer esta ruta nos trasladamos hasta, Alhama de Granada, se encuentra a unos 58 kilómetros de Granada. Es conocida por su famoso balneario de aguas termales de época romana y árabe. Si bien sus aguas termales son conocidas, algo más por lo que se le conoce a este lugar es por el enclave geográfico donde se encuentra, y no es para menos, ya que se encuentra sobre un enorme espolón rocoso formado por areniscas rodeado de un profundo desfiladero, el Tajo de Alhama.

Alhama de Granada cuenta con un rico patrimonio monumental, declarado Conjunto Histórico-Artístico, como demuestra su castillo, iglesias y sus intrínsecas calles de barrio.

Como llegar


Dejamos nuestro coche en la plaza del pueblo, donde se encuentra el castillo y el ayuntamiento. Veréis que además hay una zona habilitada como parking público por lo que no será complicado dejar vuestro coche.

Os dejamos a continuación el enlace de la ubicación donde dejamos el coche para que os seas más cómodo.

Tajos Alhama de Granada

Una vez estacionado el coche, te comentamos que hay varias formas de hacer la ruta. Nosotros os vamos a contar la que hicimos.

Como os decíamos al principio, es una ruta muy corta y sencilla, de baja dificultad que puede hacer toda la familia, aunque no es accesible para personas con poca movilidad.

Una vez dejado el coche, nos dirigimos a la iglesia del Carmen que se encuentra al lado del ayuntamiento, el camino de la ruta comienza justo en la calle al lado de la fuente de la Iglesia, pero cuando vamos nosotros se encuentra la zona en obras por lo que no podemos ir por donde suele iniciar el sendero.

Una amable señora nos reconduce y nos enseña el camino. Si cuando vayáis sigue estando en obras, debéis dirigiros al bar “El Rincón de José” que se encuentra en la plaza, al lado también del ayuntamiento. Justo en la calle de al lado del bar debéis subirla y seguid a mano izquierda. Ese camino ya os reconduce y desde ahí ya tendréis la primera impresión de este precioso paisaje.

Después de disfrutar de las vistas podremos bajar por un camino que hay habilitado a la derecha, pasaremos junto a las paredes rocosas del barranco. No hay perdida alguna, pues todo el camino viene bien señalizado y no da a la confusión del sendero.

Bajando veremos que hay varias casas abandonadas, antiguos molinos de harina, acequias y fábricas de harina, actualmente se encuentra restaurada la Fábrica de harina “La Purísima” que realiza visitas educativas por si estáis interesados en informaros al respecto y conocer las características de esta labor.

Justo al lado de estas fábricas, podréis ver que hay un pequeño sendero que conduce al río, ahí mismo, en una zona al lado del río, podréis observar los lavaderos de piedra que tenían las mujeres del pueblo para limpiar las prendas. Depende de la época del año en que vayáis, tendréis que prestar mayor atención porque puede que las hojas los tapen.


Continuamos el camino y vemos una pequeña bifurcación donde podréis cruzar un puente de madera, si continuáis podéis ver huecos en la roca de las paredes, nosotros nos asomamos a varios y se apreciaba como si hubiese un pequeño túnel dentro de la roca.

Aunque tampoco os aconsejamos que os adentréis en ella, había restos de haber estado viviendo personas y tampoco se sabe el estado del sitio.

Volvemos por el mismo camino antes de cruzar el puente de madera y continuaremos nuestro camino, disfrutando de las vistas del lugar mientras atravesamos algunas de las paredes del barranco, lo que a vista desde tierra lo hace bastante llamativo.

Las formaciones rocosas no os dejaran indiferentes, esta formación se debe a la erosión del río Alhama y los desprendimientos de rocas. Este sendero se le conoce con el nombre del “camino medieval de los Ángeles”

Llegamos hasta uno de los miradores naturales que hay subiendo el sendero, donde se puede apreciar la dimensión del paisaje. Es precioso las vistas de Alhama de Granada y sus tajos. Decidimos hacer una parada en el camino y descansar con estas vistas porque realmente valen la pena.

En este punto decidimos volver por el mismo camino que habíamos realizado hasta llegar a nuestro coche.

Hay varias formas de hacer esta ruta, esta fue nuestra elección, fue un día que teníamos poco tiempo y decidimos ver lo imprescindible.
Queremos volver para conocer otros lugares como son los baños termales al aire libre que son gratuitos, el puente romano y la ermita de la virgen de los Ángeles.
Os lo comentamos por si queréis echar un vistazo a estos lugares a la hora de realizar la visita a esta localidad de Granada.

Esperamos que os haya gustado y os sirva para conocer otro rincón más de la provincia de Granada.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.